Esta es la tercera entrega que hacemos, con respecto al tema del «Vapeo» y los adolescentes. Para ver el post anterior, haz click aquí


 

Mi hijo vapea ¿Debo preocuparme? 

 

Como padres de adolescentes en un medio en el que vapear es algo común, una de las  preguntas más comunes es:  -¿Debo preocuparme?

Por tratarse de algo relativamente nuevo, quizás no se tenga la noción correcta. Son muchas las cosas que como padres se pueden  escuchar sobre el vapeo. Unas que los invitan a estar tranquilos y relajados, y otras que realmente pueden alarmar y preocupar, estas últimas pueden ser las más veraces.

En medio de esta información, lo mejor es conocer el riesgo que esto puede traer a los adolescentes. En esta oportunidad queremos dar luces, acerca de los aspectos negativos que el vapeo tiene.

Aspectos negativos:

  • No es tan malo:

Uno de los problemas más comunes con el vapeo es que los adolescentes escuchan a menudo decir que: «no es tan malo para su salud como fumar cigarrillos«, lo que les hace pensar que no hace daño.

  • Sabores, gases y disimulo:

Además, muchos piensan que son básicamente sabores o esencias  y que,  lo que inhalan no es más que un gas agradable,  sin riesgos potenciales; adicional a ello es una forma de hacer oculto algo que les gusta y que consideran «menos malo» que consumir otro tipo de sustancias.

  • Empaques sugestivos:

Por otro lado tanto el empaque como la publicidad hacen poco para transmitir los riesgos.  El aspecto es muy atractivo.

  • Información confusa:

El empaque dice: 5% de nicotina, lo que sugiere que eso es «nada«, generando el siguiente pensamiento en los adolescentes: el 95% es agua o vapor de agua, no tomando en cuenta que  el problema es que ese 5% de un vapeador, equivale al consumo de nicotina de 20 cigarrillos convencionales.

  • Publicidad:

La publicidad en cuanto al vapeo,  incita de la misma forma que lo hizo (y aún lo hace) el cigarrillo, haciendo  creer que quien fuma o vapea es más popular, exitoso y feliz., lo que resulta como algo genial. Pero, el vapeo no es solo para los niños geniales, muchos adolescentes están curiosos con  respecto a sus sabores: mango, pepino y la crema, ¿Quién no lo estaría? y de presentarse la oportunidad, lo probarían.

  • Genética:

Es importante tener en cuenta que en las adicciones hay una tendencia marcada por la genética, así que cuando hay  padres con algún tipo de adición al cigarrillo, otras drogas o alcohol, tienen hijos con mayor posibilidad de quedar atrapados en estas adicciones. Del mismo modo,  el hecho mismo de ser consumidores, hace que tengan menos autoridad para hablar con sus hijos sobre esta conducta y sus efectos dañinos en el organismo.

En la experiencia con adolescentes en la consulta por psiquiatría, se puede notar que hay no solamente una fuerte tendencia adictiva, sino una tendencia a la disminución en el rendimiento académico, problemas en el relacionamiento con pares, conductas desafiantes y agresivas y laxitud en sus propios códigos de moralidad.

Realidad

Lo cierto en todo esto del vapeo, es que las estadísticas han demostrado que los adolescentes que vapean, son mucho más propensos a comenzar a fumar cigarrillos.

Aunque algunos lugares están aumentando las restricciones a nivel local, los niños todavía pueden tener acceso a la compra de estos dispositivos, algunas veces por internet, simplemente asegurando que son mayores de edad.

En el siguiente y ultimo artículo sobre los adolescentes y el vapeo le contare que puede hacer para ayudar a sus hijos en esta situación.

 

Dra. Gloria Basto

M.D. Especialista en Psiquiatría


Para obtener más información sobre nuestros servicios o programar una cita puedes comunicarte por WhatsApp o llamar al número 322-288 2863.

Echa un vistazo a nuestros recursos sobre salud mental y compártelos en tus redes.

Suscríbase al canal de YouTube:

https://www.youtube.com/c/DraGloriaBasto