El duelo en los niños y adolescentes

El Duelo

El duelo como proceso, también tiene lugar en los niños y adolescentes.

Por ejemplo, en los duelos de los niños se piensa que es mejor no decirles nada por pensar subjetivamente que “ellos no entienden lo que pasa”. Si un niño es menor de dos años no tiene la posibilidad de comprender lo que es la muerte, pero se da cuenta de la ausencia si la persona que falleció es muy cercana.

Cuando los niños son más grandes y empiezan a comprender, los adultos muchas veces guiados por mitos, no hablamos la verdad; usando eufemismos empezamos a decir cosas que confunden.

Es importante trasmitir a los niños que la persona murió. Entre los 2 y los 7 años los niños van a estar preguntando; ya que no tienen claridad de la verdad universal de que todos vamos a morir y que la muerte no es ir y volver.

Claridad

En importante darles claridad. Después de los 8 años, los niños comprenden mejor que no hay nadie que escape de la muerte y sobre todo que no se vuelve de ella.

Es muy delicado tratar de explicar el tema con ideas que no son claras, como en el caso de decirle al niño: “el abuelo te está mirando” eso le genera al niño pánico; empieza a sentir que hay fantasmas y al tener una mala actitud o forma de actuar errada, podría reconocerlo motivado a que piensa que su abuelo lo miro.

Con el niño toca ser claro. En esto juega un lugar importante la fe.

La eternidad es un tema que tocará se explicado en su momento. Los niños no entienden muchas cosas.

Los niños tienen muchas ideas “animistas” y estos ven todo animado, debe ir recibiendo información de acuerdo con su capacidad, y si existen procesos de duelo en los niños que no se superan, es importante darles apoyo profesional.

También existen otros niños que sufren enfermedades terminales, como la leucemia por ejemplo, y para estos también es muy importante aclarar su situación y acompañarlos  desde un punto de vista profesional, ya sea con psicólogos o psiquiatras.

Verdades para comunicar a los infantes

La muerte, el dolor y el sufrimiento son inherentes a la vida.

Existe una tendencia de decirle al niño que nunca fracasará y que sus padres estarán siempre con él, lo que terminan siendo afirmaciones confusas. Es importante que el infante pueda procesar estos temas.

La muerte es parte del proceso de la vida. Después de los 6 años, al niño se le debe hablar con la verdad; porque decirle que la persona en lugar de morir “se fue”, podría generar en él una sensación de abandono. Podemos decirle que la persona ya no está como la conocíamos.

Cuando el niño va construyendo su vida espiritual en esa misma medida pueden trasmitirse la idea de eternidad, alrededor de los 9 años. Es importante encontrar la sabiduría para hablarles a los niños

Duelo en los adolescentes

En el caso de los adolescentes el duelo es muy diferente El adolescente “adolece”. Suele sentir faltantes en todos lados y es común que juegue con la idea de la muerte de forma normal.

Está en el proceso de desprenderse de la infancia, y crecer suele ser doloroso, lo que puede llevarle a encontrar una salida en la muerte. Le es sumamente difícil la mayoría de las veces, el hablar íntimamente de sus sentimientos o abrir realmente su corazón frente a los adultos.

 

Dra. Gloria Basto

M.D. Especialista en Psiquiatría


Para obtener más información sobre nuestros servicios o programar una cita puedes comunicarte por WhatsApp o llamar al número 322-288 2863.

Echa un vistazo a nuestros recursos sobre salud mental y compártelos en tus redes.

Suscríbase al canal de YouTube:

https://www.youtube.com/c/DraGloriaBasto