Dependencia Emocional

Para salir de una relación de dependencia emocional, lo primero que debemos  revisar  es si tal dependencia es una tendencia  constate en nuestra vida, o solo ocurre una vez. Puedes observar cómo te relacionas, cuándo  alguien te gusta o cuando algo te gusta. En especial  con las personas tú  puedes empezar a evaluar que tipo de cosas haces en nombre del cariño como, por ejemplo:

  • Me adapto a los gustos de los demás sin importar los gustos propios
  • Callo las cosas y las acepto sin importar si estoy de acuerdo
  • Permito que me digan como soy yo
  • Acepto las ofensas, me enojo, pero de todas maneras sigo en esa relación

¿Cómo  me relaciono cuando algo me gusta?

Cómo te relaciones con algo (o alguien) será tu dependencia emocional. Por ejemplo, puedes elegir algo que le gusta a la  otra persona, pero más allá de disfrutarlo en porciones moderadas, sientes que debes consumir más. Esto puede ocurrir con la comida, o al tomar  un café, porque  no puedes disfrutar uno, sino que te tomas hasta 4 tazas. En este punto, lo importante es que puedas  evaluar el grado de satisfacción a la hora de compartir con las personas o de las  cosas que consideras agradables.

Una vez que identificas  lo que pasa, si es solo con una persona o es un patrón de relacionamiento en modo dependiente, eso puede ser el inicio de salir de la dependencia. Cuando una persona es generosa en el trabajo, pero no en otras actividades, puede ser una señal  para evaluar, en función de como despliega una serie de acciones con el ánimo de obtener aprobación o amor. Cuando se  logra identificar eso, lo PRIMERO es “declararlo”, poder decir que “tiene un problema”; y un problema de adicción que necesita ser reconocido para poder salir de él.

Excusas para la dependencia

Normalmente una persona con dependencia emocional tiene dos maneras de defenderse y esas son: cuando identifican que tienen esos patrones de relacionamiento tienden a disculparse nombrando una serie de circunstancias como decir que la otra persona con la que comparte la obliga, es decir, la otra persones la culpable y cuando aparecen los hijos pues pueden usarlos como una manera de que deben soportar por los hijos y es mal sano para ellos estar dentro de una relación toxica. Y lo segundo es victimizarse y decir que no pueden, que no tiene la capacidad, que no merecen, que no es querido o querida.

Acciones que son signos de dependencia

A que después de identificar viene la aceptación y el hacerte consciente de que existe un patrón de relacionamiento o una tendencia a las relaciones de dependencia emocional. Hay cosas que se pueden hacer de manera personal, así como también se puede buscar la ayuda adecuada. La clave en este proceso que te hagas preguntas que te permitan saber ¿Cuáles son esas cosas que haces en «nombre del amor» y si ellas te perjudican? Si estás en una relación es posible que una de esas respuesta sean que has  abandonado tus amigos porque le molestan a la persona con la que estás en una relación; o también podrías responder que has dejado de hacer cosas que te hacían sentir bien y no te producían un daño, porque tampoco le agradaba  ala otra persona.

Otros  ejemplos de cosas que se dejan de hacer «por amor»: cambio en el genero de la  música que escuchas, cambio radical en tu vida porque quieres agradar a la otra persona; necesidad de que te llamen constantemente; llanto o angustia total  si al otro le pasa algo, recibir quejas constante del otro al decir que eres intenso(a), sentirte en desventaja, saber que algo te hace daño (bebida, comida) y aún así insistir en hacerlo. 

Rasgos emocionales del dependiente

  • Si eres dependiente, sientes placer cuando eres aprobado y eso te lleva a hacer cosas para agradar a los demás,  hasta el punto de sentir que no puedes hacer las cosas bien. Si es en el ámbito laboral, necesitas la afirmación constante de tu jefe. Por ejemplo: Muchos empleados no trabajan para comprobar lo que pueden aportar,  sino para recibir un halago. Esta realidad emocional de manera sutil se esconde en palabras, tales como: «el jefe esta contento y me premiará», pero cuando eso no llega la frustración es grande, al punto de llegar a estar convencido que en la parte económica no recibe lo que merece, sino que su pago es insuficiente e injusto. El que tiene dependencia emocional, trabaja solo para que se le reconozca; funciona con el afán de que la persona tenga un buen concepto de quien esta en dependencia.
  • La dependencia, te limita. Si eres dependiente construyes toda una idea  en tu mente, para decírsela a  otra persona, pero parece que antes de verbalizar, las cosas se desvanecen, y no alcanzas con frecuencia a expresar lo que querías.
  • La dependencia tiene falsas creencias. Cuando estás sumergido o dependencia, crees que el decir «NO» es una agresión hacia el otro;  pasando por alto  que eso que  parece una agresión, muchas veces puede convertirse en una declaración amorosa, que expresa la demarcación sana hasta dónde estamos dispuestos a llegar, es decir, poner límites.  Esta declaración del «NO» de alguna forma es poderosa, porque va acompañada de otra declaración que deja ver  IGNORACIA, y aunque suenan negativas, te permiten decir cuando puedes y cuando no, qué sabes y qué no; sin que obligatoriamente  des la impresión de que quieres hacer daño, cuando así lo expreses.
  • La dependencia es falta de aceptación o pretensión de que vas a poder cambiar al otro. La declaración de ACEPTACIÓN es importante porque cuando aceptas  que la otra persona no va a cambiar, dejas a un lado el engaño de creer que puedes hacerlo o de que tienes facultades especiales, que eres un «Maestro» que hará que todo cambie, y para eso te dirás cosas tales como:  «estoy haciendo que mejore», «yo lo haré que sea mas dulce o que a mí me trate bien» (aunque trata mal a todo el mundo) . Lo mas sano es tener claridad, sobre  si puedes vivir y construir una vida con alguien, que no puede cambiar o al menos revisar qué puedes hacer,  cuáles son los límites necesarios para no comprometer la integridad de tu vida, ni la del otro.

Para seguir con esta búsqueda de como ser libres de las relaciones independientes, te invito a que estés pendiente de nuestro próximo articulo para que  profundicemos en el tema y veamos que cosas nos pueden hacer cada vez más libres.


Para obtener más información sobre nuestros servicios o programar una cita puedes comunicarte por WhatsApp o llamar al número 322-288 2863.

Echa un vistazo a nuestros recursos sobre salud mental y compártelos en tus redes.

http://www.psiquiatragloriab.com/

Suscríbase al canal de YouTube: https://www.youtube.com/c/DraGloriaBasto