Debe tener siempre presente el riesgo que puede causar a sí mismo o a los demás en su entorno si no sigue el aislamiento indicado. La percepción pública (en la calle) del riesgo de una pandemia de este tipo es muchas veces difusa y poco clara.
Siga los siguientes pasos:
• Manténgase al día sobre lo que está ocurriendo, pero limitando su exposición a los medios de comunicación. Evite mirar o escuchar continuamente las noticias puesto que esto incrementará su ansiedad y preocupación. No olvide que los niños son muy sensibles a lo que oyen y ven en televisión. Hable con ellos del tema sin ocultar información, pero adaptándola a su edad y nivel de comprensión.
• Acuda a fuentes fiables de información sobre el brote epidémico no mire indiscriminadamente en internet y acuda a las páginas web del Ministerio de Salud y de las Secretarias de Salud. Las redes sociales están llenas de falsedades que lo único que conseguirán es confundirle y generar desconcierto y ansiedad.
AFRONTAMIENTO DE LAS PRINCIPALES PREOCUPACIONES
• Indague en la página Web de su EPS sobre la cobertura de los servicios que podría necesitar durante el proceso y asegure su provisión.
• Pregunte cuanto estime necesario al 123 sobre las circunstancias que le preocupen de una cuarentena o del aislamiento.
• Si su asistencia al trabajo se va a ver afectada explique con claridad a su empleador las circunstancias en las que está por culpa de la pandemia.
MANTENERSE CONECTADO SOCIALMENTE
• Estar en contacto con las personas en las que uno confía es la mejor forma de reducir la ansiedad, la depresión, la soledad y el aburrimiento durante un aislamiento social por cuarentena.
• Mantenga operativa la capacidad de enviar correos electrónicos, telefonía móvil y otras nuevas tecnologías que le permitan la comunicación. Tampoco abuse de los mismos e intente leer sobre aspectos no relacionados con este tema.
• Hable cara a cara a través de Skype, whats app o FaceTime.
• Busque acceso a prensa, películas y libros.
• Si es usted un paciente en seguimiento en una clínica o consultorio de salud mental y tiene alguna necesidad en materia de salud mental, llame o escriba a dichos servicios. Evite desplazarse a estos centros, en lo posible.
UTILIZAR MEDIOS PRÁCTICOS PARA RELA JARSE
• Relaje su cuerpo a menudo con técnicas de respiración profunda, meditación, relajación muscular o participe de actividades que le diviertan. Hacer ejercicio en casa también le puede ayudar a mantener la forma y disminuir la tensión. Recuerde que internet ofrece un sinfín de recursos para aprender y practicar muchas de estas estrategias
• Intente hacer cosas que habitualmente le resulten entretenidas.
• Hable con sus personas cercanas de su confinamiento si eso le alivia.
• Mantenga buen ánimo y considere que este aislamiento le puede resultar provechoso. Aun así, sepa que encontrarse triste, con ansiedad y preocupación entra dentro de lo esperable para esta situación. Acepte lo que siente y haga lo posible por manejarlo.
ORGANIZAR UNA RUTINA EN DOMICILIO PARA UNO MISMO Y SU FAMILIA
• Realizar un tiempo de ejercicio es fundamental, de hecho, está funcionando bien con los niños
y los jóvenes, que están muy energéticos y les cuesta mucho estar sedentarios. De la misma forma puede ayudar a las personas con ansiedad, inquietas, con estrés.
• Marcar horarios de comidas, trabajo, deberes académicos, lecturas: si es un horario de clases escolares (se facilitan clases en canales de TV, aplicaciones de los colegios, páginas web…), si está trabajando en domicilio marcar unos horarios, personas mayores hacer las tareas que haría en un centro de mayores en casa, etc.
• Mantener una periodicidad vigilia-sueño estable y saludable.
• Dietas alimentarias adecuadas, equilibradas y saludables.
VIVIR EXPERIENCIAS COTIDIANAS PERSONALES
• El trabajo y el estrés diarios nos resta tiempo para estar con nuestra familia, hijos e hijas, compartir conversaciones con nuestros amigos e incluso dejar de lado algunas aficiones. Es buen momento para recuperar estos buenos hábitos de la vida diaria.
• Recuperar tiempo de actividades y juegos con los menores y nuestros mayores.
• Reiniciar actividades, aficiones que nunca hemos tenido tiempo para realizarlas y ahora podemos plantearlas (curso música, idiomas, informática, etc.).
• Recuperar nuestro tiempo de lectura, música u otras actividades abandonadas.
Después de haber experimentado una cuarentena con el aislamiento que conlleva, pueden aparecer emociones encontradas, incluso una sensación de alivio. Si estuvo aislado o incluso ingresado porque padeció la enfermedad, puede sentirse triste o angustiado por los miedos que generó a sus seres queridos y a su entorno de contagiarles la enfermedad, incluso una vez que se determinó que ya no era contagioso.
El mejor modo de terminar con esos temores es aprender sobre la enfermedad y sobre sus riesgos y compartirlo con esas personas cercanas. Si alguna de ellas sufrió un gran estrés y tuvieron problemas para dormir, comían en exceso o no comían, tuvieron dificultades para funcionar normalmente en su vida diaria, anímelos a pedir ayuda.
En Gloria B. Líderes en Salud Mental le apoyamos con consulta psiquiátrica y psicológica online. Durante este tiempo de cuarentena tenemos tarifas reducidas con el ánimo de llegar a la mayor cantidad de personas que lo requieran.
Nos puede contactar vía WhatsApp al 322 2882863.
Subscríbete a nuestro canal en youtube: https://www.youtube.com/channel/UCC1tExAWTbrJtCUwcWqqF8w
Síguenos en Facebook: https://www.facebook.com/gloriabastobeltran/
Síguenos en Instagram: https://www.instagram.com/gloriabastran/
#covid_19 #saludmental #mentalhealth #ansiedad #anxiety #gratitude #suicideawareness #suicidio #suicideprevention #prevencionsuicidio #panico #corona #depresion #covid #coronavirus #terapia #cuarentena #tips