Calle 46 No. 13 – 56, Consultorio 202.
consulta@psiquiatragloriab.com
+57 322 288 28 63
Close
+57 322 288 28 63 consulta@psiquiatragloriab.com
Diagnostico y Tratamientos  para el insomnio

Diagnostico y Tratamientos  para el insomnio

Pruebas y exámenes
Algunas de las pruebas que pueden ayudar a determinar el tipo de insomnio que tiene el paciente y a determinar cuál es el tratamiento más adecuado son las siguientes:

Escala de Epworth: Se trata de un test en el que el paciente indica las ocasiones en las que se queda dormido durante el día (hipersomnia diurna) cuando sufre problemas para conciliar el sueño durante la noche.

Polisomnografía nocturna: El paciente duerme durante una noche en el laboratorio, donde se analiza la latencia del sueño, su duración, el número de despertares y otro tipo de factores. Es un examen muy poco frecuente y no recomendado, debido a la dificultad que suele presentar el paciente para dormirse en un lugar extraño para él, como un laboratorio. La prueba sólo se recomienda en casos de que se sospeche que el insomnio es causado por una patología respiratoria, algún tipo de síndrome o estímulos que provoquen conductas violentas, según establece la Academia Americana de la Medicina del Sueño.

Tratamientos
Reeducación del sueño o terapia conductual-cognitiva:
Según la SEN, la terapia conductual-cognitiva es la más efectiva; este tipo de tratamientos tiene un éxito del 70 por ciento. Consiste en mejorar la higiene del sueño, controlar los estímulos que provocan insomnio y regular los horarios:

No ir a la cama hasta tener sueño.

No ver la televisión, leer o comer en la cama.

Se deben evitar agentes externos que produzcan ruido y que puedan interferir en el sueño, como los teléfonos móviles o la televisión.

Separación mínima de una hora entre la última ingesta y acostarse.

Evitar las comidas copiosas.

Eliminar el alcohol ya que, a pesar de inducir el sueño, produce despertares precoces y reduce el tiempo total de sueño.

Evitar tomar medicamentos que puedan producir insomnio como los glucocorticoides o los diuréticos.

Reducir el consumo de cafeína y tabaco.

Practicar ejercicio físico regular, pero nunca antes de acostarse.

Mejorar las condiciones ambientales, reducir los ruidos y evitar las temperaturas extremas.

Restricción del sueño: acortar el tiempo de cama al tiempo de sueño real. Posteriormente se va adelantando a la hora de acostarse de 15 a 30 minutos.

Terapias de relajación.

Establecer una rutina horaria para fijar el reloj biológico.

Insomnio y trabajo
Este es un trastorno moderno íntimamente ligado al estilo de vida. Por ello el diagnóstico debe tener en cuenta tanto las circunstancias que rodean la actividad familiar y social del individuo como la situación laboral que presenta. El insomnio es uno de los trastornos más comunes entre las personas que trabajan en turnos de noche debido a la alteración de los ritmos circadianos y a diversos factores sociales. Las personas que trabajan de noche también sufren más estrés, depresión, y tienen índices más elevados de separación y divorcios, ya que la vida familiar se resiente si los cónyuges no coinciden en sus horarios. Por otra parte, es frecuente el abuso de café y tabaco en un intento por mantenerse despierto durante el trabajo, y de alcohol y fármacos hipnóticos para adquirir el sueño. En estos casos el trabajador debe intentar dormir el máximo tiempo posible durante el día y pensar que el sueño es una prioridad, por encima de otras actividades familiares o sociales. En caso contrario su salud puede resentirse de manera grave.

Otros tratamientos
De forma adicional, también se puede recurrir a la cronoterapia, que consiste en determinar las horas de sueño y de vigilia en función de las necesidades del paciente.

La fototerapia o luminoterapia, por otra parte, consiste en el tratamiento con luz artificial potente expuesta o no sobre el paciente.

La fitoterapia también puede ser de ayuda en los casos en los que el insomnio sea ocasional. Los tratamientos fitoterápicos no tienen los efectos secundarios de los somníferos sintéticos; según una encuesta realizada recientemente por Infito, el 91 por ciento de los españoles los preferiría a los medicamentos de síntesis por esta razón. Las plantas medicinales más utilizadas son:

Valeriana: es tranquilizante e induce al sueño.

Pasiflora: ayuda a mantener el sueño, por lo que se recomienda a las personas que se despiertan a lo largo de la noche.

Amapola de California: evita los despertares precoces.

Es importante consultar con el farmacéutico qué preparado es el indicado en cada situación e informarle de otros medicamentos que se estén tomando para identificar posibles interacciones.

Otros datos
El insomnio puede curarse en la mayoría de los casos, consiguiendo que el paciente afectado por la falta de sueño vuelva a tener unos ciclos de vigilia y sueño normales

se recomienda consultar con un especialista en cuanto se detecten los primeros síntomas de insomnio, ya que estos pueden guiar al paciente de forma correcta para conseguir una buena higiene del sueño y evitar que la falta de sueño acabe pasando factura.

En Gloria b consultores en salud,
Te Ayudamos!!

Somos un equipo profesional interdisciplinario a tu servicio. llamanos o escríbenos al whats app. Nuestros números son 3222882863 – 3114755300

Estamos ubicados en Bogotá. Calle 46 # 13-56 consultorio 220 cerca a la Clínica de Marly.

Dra. Gloria Marcela Basto Beltrán
Md. Especialista en Psiquiatría
Especialista en trastornos de ansiedad.
Con formación en terapia de Pareja
Coach ontologico certificado
Formación en artes escénicas y psicodrama

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Captcha *

Phone: +57 322 288 28 63
Fax: +57 1 4690916
Calle 46 No. 13 – 56, Consultorio 202.
Bogotá - Colombia
Ir a la barra de herramientas